Mantenimiento conductivo

Acciones continuadas de control de las variables de las instalaciones para mantener el clima adecuado de confort y seguridad dentro de los edificios. 

Las operaciones de conducción comprenderán todas y cada una de las acciones encaminadas a velar por el buen funcionamiento, seguridad y correcta puesta en funcionamiento de todos los equipos integrantes de las instalaciones técnicas.

Rutinas incluidas en el mantenimiento conductivo que ROISOLMA ofrece a los clientes que contratan este mantenimiento:

Revisión de las principales instalaciones verificando la ausencia de ruidos extraños o consumos excesivos diariamente.
Anotación de los valores que reflejan los contadores de consumo (agua, gas y electricidad) para su posterior control energético del edificio.
Adecuación del sistema de climatización a las temperaturas de consigna en base a la normativa vigente, realizando parte diario.
Realización de pequeño informe energético, con el fin de mantener informado en todo momento al cliente del estado de las instalaciones y de las posibles incidencias ocurridas

Otra labor, no menos importante, añadida a las labores de mantenimiento de climatización, consiste en el asesoramiento al cliente, recomendando mejoras o modificaciones de la instalación o alternativas de uso y funcionamiento, así como, informar y realizar las actualizaciones necesarias en cada instalación para su adecuación a la normativa vigente en cada caso. Con estas actuaciones se busca mantener o aumentar el nivel de seguridad de las instalaciones para los usuarios y mejorar los índices de eficiencia energética, consiguiendo de esta manera aumentar el Beneficio Empresarial de nuestros clientes.

SOLICITA INFORMACIÓN. Rellena el formulario y te contactamos sin compromiso

Acepto la Política de privacidad

Estoy de acuerdo en recibir correos electrónicos acerca de productos, servicios y ofertas de ROISOLMA, S.L.